Tecnologías de conexión

Distinguiremos entre conexiones "directas", que nos ofrecen a nuestro ordenador una dirección IP válida en Internet. Y conexiones "compartidas" a través de una red local, con una puerta de enlace, o enrutador (router), o pasarela (gateway) a Internet.

En ambos casos, la conexión física hasta nuestro Proveedor de acceso a Internet, puede realizarse en entornos domésticos mediante:

 

- Módem (MOdulador-DEModulador). Utiliza la RTB (Red Telefónica Básica). Convierte la señal digital del ordenador en señal analógica, la cual puede ser transmitida mediante una conexión telefónica hasta otro módem, que recibe la llamada y reconvierte la señal analógica en digital.

La velocidad máxima puede llegar a ser de 56 Kbits/segundo en descenso hacia el usuario, y de 36 en subida. Pero no siempre llegan a alcanzarse tales valores. Mientras estemos conectados, no podremos utilizar el teléfono para hablar.

 

- RDSI (Red Digital de Servicios Integrados). Similar al anterior, por realizarse una conexión telefónica, pero la señal no se transmite por líneas analógicas de la RTB, sino por líneas digitales especialmente dedicadas.

Una línea RDSI dispone, básicamente, de dos canales de 64Kbps cada uno (algo más que el módem), pero con una velocidad de subida y bajada igual y constante (garantizada). Así podemos bajar y subir información hasta a 128 Kbps, utilizando los dos canales; o a 64 Kbps, dejando un canal libre para una conexión telefónica normal (voz o fax).

 

- ADSL (Asymmetrical Digital Susbcriber Line) ó Línea de Subscripción Asimétrica Digital. Es la tecnología más utilizada actualmente. Emplea el mismo cable telefónico para transmitir la información, pero a frecuencias superiores a las audibles. De esta forma, podemos conectarnos a Internet mientas hablamos por teléfono por el mismo par trenzado.

En el mercado la conexión normal era de 256 Kbps de bajada (garantizada mediante contrato a sólo 28 Kbps) y de 128 Kbps de subida, de ahí su "asimetría". Hoy en día podemos encontrar otras velocidades de bajada: 128, 512 Kbps, 1 Mbps, 2 Mbps, e incluso 4 Mbps para ciertas condiciones muy favorables del trazado de la línea telefónica.

 

- Cable Módem. Utiliza un concepto diferente. Mediante una cable similar al de la antena de televisión, modulan a distintas frecuencias nuestra información de subida y de bajada, junto a canales de televisión e incluso líneas de teléfono. Al utilizar un medio físico específicamente diseñado para ello, consigue garantizar los anchos de banda ofertados.

Pueden contratarse a velocidades de 64 Kbps, 128, 150, 300, 600, 1Mbps y 4 Mbps. Como en el caso de la ADSL, la velocidad de subida puede ser la mitad o la cuarta parte de la de bajada. Habitualmente, la señal del cable coaxial (de antena) que llega a nuestros hogares, se transforma en unas centralitas, a señal lumínica que viaja a gran velocidad largos trayectos mediante cables de fibra óptica.

Estas nuevas líneas suponen una mayor inversión inicial al Proveedor, en comparación con las que utilizan el cableado telefónico ya existente. Por eso, a veces, su precio global es superior, pues el Proveedor quiere ofertarnos algo más que acceso a Internet, es decir, añadiendo teléfono, televisión, y películas o eventos deportivos a la carta.

 

- Satélite. Emplea una antena parabólica para recibir la señal desde un satélite, y la línea telefónica para subir información a nuestro Proveedor de acceso, como por ejemplo, nuestras peticiones de navegación a páginas Web, o de descarga de archivos. Se suele emplear en lugares donde no llegan otras conexiones de banda ancha (ADSL o Cable Módem). Pueden tener velocidades de bajada desde los 256 Kbps a 786 Kbps o superiores según el Proveedor.

 

- PLC (Power Line Communications) o Comunicaciones sobre la Red Eléctrica. A frecuencias superiores a los 50 Hz de la corriente alterna, se modulan canales de subida y bajada al estilo de un Cable módem. Así, con el adaptador adecuado, cualquier enchufe sirve como conexión a Internet, evitándonos cableados extra o instalaciones inalámbricas. Alguna compañía, a través de filiales, ofrecen anchos de banda simétricos de 100 y 600 Kbps.

 

- UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) o Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles. También se conoce como 3G (3ª Generación) en Telefonía móvil. Es una tecnología que supera a GSM (Conmutación de Circuitos ó 2G, a 9,6Kb teóricos y reales) y a GPRS (Conmutación de Paquetes ó 2,5G, a 171,2Kbps teóricos y 44Kbps máximos reales) con una velocidad de bajada de 2Gbps teóricos y 384Kbps máximos reales (UMTS R99).

Como mejora aparece el UMTS HSDPA (High-Speed Downlink Packet Access) ó 3,5G a velocidades de bajada teóricas de 1,8Mbps , 3,6Mbps y 7,2Mbps; correspondientes a unos 1Mbps, 1,4Mbps y 4Mbps reales. Las velocidades de subida máximas pueden ser de 384Kbps (para la de 1,8Mbps).

Para alcanzar mayores velocidades de subida, la anterior tecnología se asocia a la UMTS HSUPA (High-Speed Uplink Packet Access) ó 3,75G. Así para velocidades teóricas de bajada de 3,6Mbps, 7,2Mbps ó 14Mbps se pueden llegar a alcanzar 5,76Mbps de subida teóricos, unos 900Kbps reales.

 

- ADSL 2+ Soporta hasta unos 20Mbits de descenso "teóricos".